lunes, 4 de mayo de 2009

ACODOS TERRESTRES O ACODOS SIMPLES

Puede hacerlos con hiedras, malvones hiedra, verbenas, madreselva... consiguiendo con esto que las plantas se extiendan por el suelo, logrando un hermoso aspecto. Sujete una ramita o retoño al suelo por medio de una horqueta de alambre, así echa raíces y sigue su desarrollo. Conviene "sangrar" el tallo, para estimular el arraigo, raspando un poco la corteza de la parte que irá bajo tierra, o hacer un cortecito en diagonal. Entiérrelo, sosteniéndolo como dijimos. Una vez que echó raíces, despréndalo de la planta madre y plante en otro sitio. (Ver Jptiembre, Acodo simple en arbustos).

Acodo "serpentina" Ideal para plantas trepadoras, como la glicina o la madreselva. Se sangran los tallos y se entierran a intervalos en el suelo. De un mismo tallo se obtienen varias plantas nuevas.

Acodo apical.Se aconseja en plantas como las zarzamoras o frambuesas. Entierre el ápice terminal de un tallo joven a 7 ó 9 centímetros de profundidad. Echará raíces al cabo de varios meses.

Acodo por estolones.Util para plantas como los chíorophytum o las frutillas, que producen plántulas sobre estolones. Se propagan enterrando los estolones. Una vez bien enraizados, sepárelos de la planta madre.

SIEMBRAS

En la segunda quincena de este mes, siembre, en lugares resguardados del sol, bocas de sapo, flox, lobe-lias, aliso, caléndulas, pensamientos, tagetes, zinnias, clavelinas, violas, prímulas, lupinos, amapolas, cinerarias ele.

Entre ellas, hay diferencias:

Las anuales, que germinan, florecen y mueren dentro del año. Tienen un ciclo de 4 a 5 meses. Si sembramos ahora, florecerán en invierno y primavera (agerato, tagetes, lobelias, goderías, flox, pensamientos, violas, prímulas).

Las Manuales florecen en su segundo año de vida y luego mueren, (con algunas excepciones que florecen al año). Tienen un ciclo de 8 a 12 meses, comprendiendo el invierno. (Ejemplo: verbenas, miosotis, campánulas, corales.) Algunas de ellas tienen carácter de perennes y duran mucho tiempo, por ejemplo aliso, verbenas y corales (podándolas bien.)

La mejor época para germinar es desde mediados de febrero hasta abril; y luego, más tarde en primavera (Setiembre Octubre) que se cosechan en verano y otoño.

Use una bandeja o cajoncito con suficiente profundidad para drenar bien; la tierra no debe encharcarse.

Agujeree el fondo y ponga piedras para efectuar el drenaje. Quien tiene invernáculo o espacio suficiente, puede realizar la misma operación en cajoneras o en semilleros más grandes.

La tierra. Mezcle por partes iguales mantillo, arena dulce y tierra estéril (esto es imprescindible para evitar enfermedades).

Riegue y deje drenar. ¡Cuidado! no hace falta regar más mientras germinen las semillas. Una vez que aparecen las plantitas, el exceso de agua las enferma. Aparecen hongos.

Apisone ligeramente y haga surcos. Distribuya las semillas, sacudiendo el paquete o haciéndolo con las manos. Para hacer un surco neto y recto, apisone la tierra, presionando con una varilla (puede ser un trozo de palo de escoba). Hágalos de 1 centímetro de profundidad y con una separación de 6 ó 7 centímetros. Es mejor este método, que sembrar en forma despareja, pues nos permite clasificar bien las semillas que ponemos. (Para repartir 3 2

regularmente las semillas, se puede mezclar el paquete con un poco de arena dulce y esparcirlo conjuntamente).

Recubra con una capa de 1 centímetro de tierra tamizada. Si considera que hace falta humedad, moje con un pulverizador, para no desenterrar las semillas.

Cubra con una tapa de cristal o de plástico, para mantener la humedad y luego con un periódico (fig 21 D), para que tengan oscuridad y agilizar la germinación. Esta tapa sáquela periódicamente para retirar el agua condensada.

Ponga en lugar cálido (puede ser arriba de la heladera).

Cuando asoman los tallitos, saque el papel y lleve a la luz, aunque no al sol directo. Combata el bicho bolita. Si es necesario, ponga debajo del cajoncito, naftalina picada.

Nunca empape. Está siempre el peligro de los hongos (damping-off o podredumbre del pie). Bajo sus efectos, las plántulas se debilitan, marchitan y mueren. Trate con funguicidas adecuados, porque si se enferma el almacigo, no hay arreglo posible.

Se repican cuando tengan unos centímetros de alto y se replantan (explicaremos esto más adelante)

Transplante.

Realice el trasplante de las plantitas resultantes de los almacigos realizados en Noviembre y Diciembre.

Plante en una mezcla de arena dulce, tierra fértil y mantillo. Riegue sistemáticamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada